The cartridge

Might & Magic X Legacy, M&MXL para los amigos, es un viaje al pasado lejano de los juegos de rol por turnos, aunque no con demasiado éxito. Es posible que los desarrolladores ya buscaran esto, centrando sus esfuerzos en contentar a un público muy concreto que apreciara de veras el resultado, algo que pueden haber conseguido, pero lo cierto es que el conjunto no supera en absoluto a los grandes de antaño, algo que sí debería haber buscado en vez de quedarse en un juego decente al estilo de los de antes.

La base de M&MXL es repetir la fórmula de controlar un grupo fijo de héroes para conseguir un objetivo limpiando mazmorras en combates por turnos mientras vas mejorando dichos héroes, con el añadido de los antiguamente famosos puzles lógicos (y no tan lógicos) que siempre se han encontrado en este tipo de juegos y que muy pocas veces se han encontrado en los de todos los demás tipos. La primera parte está conseguida en cierta medida, pero la segunda se queda corta.

Gráficamente, y aunque este aspecto es el menos importante por el tipo de juego, es mucho mejor que sus predecesores, aunque mantiene cierto grado retro. Esto le da un aspecto especial, a caballo entre lo antiguo y lo moderno, pero por desgracia la imagen que queda da la impresión de simplemente estar poco pulida. Bien y mal.

El grupo que formaremos, ya desde el inicio, lo podremos elegir de entre una buena variedad de clases y razas, aunque estas últimas se quedan en el clásico de humano, elfo, enano y orco. Cada una de las razas dispondrá de sus propias clases, que son las que marcarán la evolución de los personajes. La gran variedad de elección es excelente, permitiéndote una inmersión plena en tu grupo, sintiéndote parte de ellos. Su avance, aunque es muy amplio, te da pocas vías de salida fuera de las preestablecidas para dicha clase, sobre todo avanzado el juego, donde necesitarás tener bien explotados sus puntos fuertes. Si tienes la suerte de encajar con lo preestablecido estarás de enhorabuena, de lo contrario perderás algo de sentimiento por ese personaje y te sentirás avanzando algo puramente por números y no por gusto. Gracias a la variedad de clases se minimiza este problema, pero sigue ahí. Otro aspecto interesante es el poder llevar hasta dos personajes (y no personajes) pasivos con el grupo, que nos ofrecerán pequeñas ventajas específicas muy adaptables a nuestras preferencias.

Aquí tenéis un videoanálisis sobre las razas, clases y habilidades disponibles a la hora de crear nuestro grupo de aventureros:

Tenemos 12 clases, de entre 4 razas, disponibles, aunque hay demasiadas cosas predefinidas.

La historia es pobre, de lo peor, pero todos los amantes de este género tenemos que reconocer que es algo de lo que siempre han flaqueado la mayoría de títulos del estilo. No todos, por suerte, pero sí la mayoría. Algunas cadenas de misiones están muy logradas, pero el conjunto es vacío. Si lo que se busca es una historia global quedaremos decepcionados, pero si por el contrario buscamos pequeñas historias nos sentiremos más atraídos. Otro mal y bien.

El combate pretende ser el núcleo de M&MXL, junto con su progresión, y ciertamente tiene un punto estratégico que no esperaba, aunque no lo podremos comprobar plenamente hasta pasar unas cuantas horas de atacar, atacar, atacar, atacar y poción. Ya desde un inicio se puede ver la necesidad de acciones concretas (empujón, protección, etc.) en situaciones concretas, pero no es más que un "1, 2, 1, 2", muy lejos de algo estratégico o variante. Si tenéis paciencia podréis disfrutar de ello una vez pasada la zona de inicio (evito spoilers). El único pero en este punto es que la mayor variedad estratégica la ofrece la magia, así que si eres de los de fuerza bruta... olvídate, y no sólo de esto, de casi todo. Si tienes personajes con acceso a magia disfrutarás muchísimo más, y lo que es mejor/peor, completarás muchas más cosas. Aún hoy hay ciertos errores con algunos enemigos que no se han corregido, pero no afecta el buen, más que buen, resultado del sistema de combate (recordemos, si tienes algo de magia).

En el siguiente vídeo podéis ver un combate contra el jefe de la primera mazmorra que nos encontraremos, la Reina Araña:

Los combates contra los jefes son interesantes y suficientemente largos.

Los puzles son otro de los pilares de este tipo de juego, y sintiéndolo mucho M&MXL no te hace sentir como antaño en este aspecto. Hay puzles, e incluso los hay complicados, pero nada que ver con lo que un apasionado de este género pueda sentir con este nuevo título.

Un detalle que no puedo obviar es otro de los grandes problemas que he visto después de avanzar considerablemente con diferentes grupos, la combinación. Si formas un combinado de habilidades diferentes tendrás acceso a toda la diversión del juego (puzles, estrategia, accesos, etc.), y si no lo haces te limitarás a darle al botón, literalmente. Si te gusta lo segundo estás de enhorabuena, de lo contrario tendrás un problema.

M&MXL es un título decente, incluso bueno para jugadores muy determinados, pero el conjunto no pasa de decente quedándose, aun con el tiempo de desfase, muy lejos de los buenos clásicos de antes. Si tienes mucho mono de este género tal y como lo considerabas antes, es una buena inversión, de lo contrario yo no lo tendría nada claro. En parte me ha gustado, pero esperaba bastante más.




Comentarios


comments powered by Disqus