The cartridge

Nuestra última cacería de cartuchos se saldó con un interesante botín: Nintendo World Cup, para la primogénita de Nintendo, la NES. El cartucho estaba en buen estado aunque sin caja ni manual, así que lo adquirimos por 10€. Teniendo en cuenta que en eBay españa se puede encontrar por 6-7€ sin contar los gastos de envío, nos pareció un precio razonable.

Una pena que al cartucho no le acompañara su caja y manual correspondiente.
Una pena que al cartucho no le acompañara su caja y manual correspondiente.

Nintendo World Cup es un juego de fútbol, pero no del estilo al que estamos acostumbrados. Inicialmente todo parece normal: escogemos una selección, y jugamos contra el resto de equipos con objetivo de ganar el mundial. Pero una vez empezamos a jugar, veremos que hay algo extraño.

Para empezar sólo controlaremos a un jugador: el resto del equipo, formado sólo por 6 componentes, los moverá la consola. La jugabilidad está extremadamente simplificada: cuando ataquemos, si tenemos la pelota podremos o pasarla o chutarla a portería. Si es un compañero quien la tiene, le podremos ordenar que nos la pase, o bien chute él mismo a portería. 

No, no es que el portugués Pepe haya hecho de las suyas: dejar KO a nuestros rivales será algo habitual.
No, no es que el portugués Pepe haya hecho de las suyas: dejar KO a nuestros rivales será algo habitual.

Cuando nos defendamos de los ataques del equipo contrario la mecánica será similar: podremos elegir entre empujar a los contrarios, o hacer una ‘segada’ por el suelo. Las mismas opciones las podremos ordenar a nuestros compañeros de equipo. Además, tenemos a nuestra disposición varios tipos de ataques especiales: chilenas, cabezazos y, un super-disparo que variará en función del equipo escogido. 

Ah, por cierto, las faltas no se pitan, no hay fuera de juego, ni por supuesto penaltis. Cada jugador tiene puntos de vida como si de un juego de lucha se tratase, así que no será nada extraño que unos cuantos se queden KO en medio del terreno de juego mientras el partido sigue transcurriendo con normalidad.

Inicialmente, Nintendo World Cup es bastante fácil: los tres primeros partidos, Camerún, Japón y Francia, los ganaremos con facilidad. Pero con Rúsia, España, Inglaterra y Méjico la cosa se complica bastante. Los partidos empiezan a hacerse difíciles de verdad con Holanda, Brasil, Italia y Argentina, para jugar la final contra Alemania, en un festival de adversarios rapidísimos que no paran de hacer filigranas con la pelota.

PRO TIP: Estando quieto, pulsando A + B realizaremos una chilena.
PRO TIP: Estando quieto, pulsando A + B realizaremos una chilena.

Nintendo World Cup permite jugar en modo cooperativo con dos jugadores. Pero si sóis los afortunados poseedores de un NES Satellite, podréis jugar en modo competitivo con 4 jugadores a la vez en el modo 'Versus'.

Jugabilidad aparte, el aspecto gráfico es de lo más curioso: los jugadores tienen cuerpos diminutos y enormes cabezones, en un estilo calcado al River City Ransom. No es casualidad: ambos juegos fueron creados por Technos Japan. El sonido es correcto dentro de las posibilidades de la NES, las melodías son repetitivas y no demasiado memorables.

Gráficamente es uno de los cartuchos más cachondos de la colección de la NES.
Gráficamente es uno de los cartuchos más cachondos de la colección de la NES.

Pero que no os engañen las excentricidades del juego: Nintendo World Cup es divertido, y mucho. En seguida se le coge el truco a los controles, y a la que te des cuenta estarás marcando goles de chilena.

El resto de equipos no caerán de manera tan sencilla como los franceses.
El resto de equipos no caerán de manera tan sencilla como los franceses.

En conclusión, ¡Recomendado!



Comentarios


comments powered by Disqus