The cartridge

Desde que Markus Persson, Notch, dejara el relevo del desarrollo de Minecraft a su entonces mano derecha Jens Bergensten, ha estado involucrado en distintos experimentos en busca de su siguiente éxito dentro del mundo de los videojuegos.

No es tarea fácil: si bien cuenta con una horda de seguidores que le admiran ciegamente y aplauden cualquier iniciativa, tiene un peso enorme encima de sus hombros. Ese peso no es otro que Minecraft: Markus lo tiene muy complicado para sacarse del bolsillo algo que lo supere en éxito. O en ventas.

Su primer proyecto después de dejar Minecraft fue '0x10c'. Detrás de este complicado nombre se escondía una idea interesante: un sandbox espacial. La idea era que el jugador pudiese crear su propia nave espacial y explorar el universo. Tenía alguna curiosidad interesante, como el hecho que la nave contase con un ordenador de abordo -pantalla incluida- capaz de ser programado. Programado literalmente: 0x10c contaba con su propio lenguaje de programación basado en lenguaje ensamblador, con el que se podía programar el comportamiento de la nave.

0x10c tenía mucho potencial 'geek'. 
0x10c tenía mucho potencial 'geek'. 

'0x10c' no fue más allá de un par de versiones alpha donde se pudo comprobar cómo lucía su motor gráfico, cómo funcionaba su editor de naves incorporado y un sistema de combate multijugador, al estilo First Person Shooter. Poco después, Notch pausaba el proyecto debido a una 'crisis creativa'.

Desde entonces hemos visto a notch apuntarse varias veces al Ludum Dare (concurso de programación de videojuegos desarrollados en 48 horas), realizando varios mini-juegos. El que más exito tuvo fue, curiosamente, Minicraft: una versión bidimensional de Minecraft. Como hemos dicho antes, Minecraft es a la vez su bendición y su maldición.

Minicraft, es Minecraft, en 2D.
Minicraft, es Minecraft, en 2D.

Hoy hemos visto su último experimento: 'CliffHorse', hecho público por Notch via twitter. No podemos considerarlo un juego, simplemente es uno de los experimentos que está realizando con el entorno de desarrollo de videojuegos Unity. El "juego" simplemente muestra un caballo moviéndose por una zona montañosa, con algunas pruebas de físicas aplicadas a ciertos objetos. 

CliffHorse. Un caballo persiguiendo una pelota.
CliffHorse. Un caballo persiguiendo una pelota.

No creemos que este experimento vaya más allá, pero es bueno saber que Markus no se ha retirado a disfrutar sin hacer nada de los ingresos de los más de las 14 millones de copias vendidas de Minecraft (contando sólo las de la versión PC). Es muy probable que, tarde o temprano, Notch nos sorprenda. Tiene todo el tiempo del mundo.

 

 



Comentarios


comments powered by Disqus