The cartridge

No hace mucho alguien me preguntó cuál era el juego al que he dedicado más horas. No tuve que pensármelo mucho: Doom, en cualquiera de sus versiones. Se trata de la sublimación máxima de un FPS: acción simple, apenas sin historia ni contexto. Sólo tú, tus armas, y -oh si- hordas de demonios salidos de Phobos y Deimos.

Las reglas del juego son claras: cada enemigo sigue unas reglas muy sencillas, y por ello son tremendamente predecibles. Doom es tremendamente justo: si mueres, es tu culpa, no la del juego.

Los señores de id Software, además de crear un motor gráfico avanzado a su tiempo, tuvieron a bien añadir una característica que prolongaría la popularidad de Doom hasta hoy en día: la posibilidad de añadir modificaciones que alteraran cualquier aspecto del juego. Mapas, armas, enemigos, todo podía ser cambiado para crear una experiencia nueva.

Y hoy analizamos una de esas modificaciones: Deus Vult II, que ofrece una recopilación de 12 mapas, con algún que otro tipo de enemigo extra y una nueva arma. Este mod está destinado a los que ya llevan muchas, muchísimas horas de juego, y los mapas normales empiezan a saberles a poco.

Nos encontraremos con portales que nos teletransportarán a otras dimensiones
Nos encontraremos con portales que nos teletransportarán a otras dimensiones

Deus Vult II es Doom llevado al extremo en absolutamente todos los aspectos. Los mapas son muchísimo más grandes de lo normal y tienen una cantidad absurda de enemigos. El detalle de la geometría y las texturas es asombroso. Y el nivel de dificultad es... legendario.

Pero eso es lo que estamos buscando, ¿verdad?

"Doom es tremendamente justo: si mueres, es tu culpa, no la del juego"

La ambientación de Deus Vult II es muy variada, empezando por una base secreta al más puro estilo Duke Nukem 3D, seguido de catedrales, templos egipcios, templos japoneses, niveles ambientados en "El Señor de los Anillos", estaciones espaciales, incluso una última batalla en la puerta de San Pedro, en el cielo.

El diseño de los niveles no sólo es visualmente impactante, sinó que además estan diseñados de manera muy intelegente. Son difíciles, pero perfectamente jugables y justos con el jugador. Su dificultad de basa en el posicionamiento y la cantidad de enemigos, que pueden llegar a más de 2.000 por mapa.

En resumen, esta expansión ofrece de 8 a 10 horas de experiencia "hardcore", que hará las delicias de aquellos a los que están buscando un FPS que ofrezca un reto difícil.



Comentarios


comments powered by Disqus