The cartridge

Desarrollar un videojuego es complicado. Mucho. Y más si se tiene la intención de ganarse la vida con sus ventas. Crear un juego es un largo proceso que implica diseño, programación, creación de los gráficos, de los escenarios y personajes, del sonido, de la música… por no hablar del “testeo” del juego, la resolución de fallos, la promoción, blogs y redes sociales asociadas, etc. El resultado de la suma es una cantidad ingente de horas dedicadas.  

Apenas hace unos días comentábamos la noticia de la actualización de gog.com, que añadía películas a su catálogo de venta. No hemos podido evitar adquirir la primera, Indie Game: The Movie, donde se narran las desventuras los creadores de los juegos indie de FEZ, Super Meat Boy y Braid.

Si a las dificultades técnicas de crear un videojuego le sumamos a que un desarrollador indie se caracteriza por no tener ningún tipo de infraestructura -ni a menudo, presupuesto- que le apoye, crear algo tan precioso como FEZ, tan adictivo como Super Meat Boy o tan detallista como Braid, es una tarea hercúlea que implica una dedicación absoluta.

Indie Game: The movie sigue de cerca el doloroso proceso de creación de estos tres juegos. Nos muestra a Edmund McMillen y Tommy Refenes en los últimos meses antes de la release the Super Meat Boy en el XBOX Arcade. Phil Fish nos explica todas las penurias por las que tiene que pasar un desarrollador indie atrapado en un juego genial, pero a la vez increíblemente complejo: FEZ. Y por último, Jonathan Blow, que encuentra por fin el éxito con Braid, después de haber desarrollado otros 21 juegos antes.

El
El "despacho" de Phil Fish, creador de FEZ.

El documental está filmado desde el punto de vista más humano: los desarrolladores, más que abrumarnos con detalles técnicos, nos explican los sacrificios que implica una vida dedicado a la creación de juegos independientes. Salud, dinero, relaciones personales... todo sufre al dedicar tu vida a un proyecto personal al que te se ven forzados a dedicar todo su tiempo. 

El tono agridulce y la angustia que se palpa a lo largo de toda la duración del documental estalla con el previsible happy ending en todas las tres historias, ya que hoy sabemos que todos los juegos de los que se habla fueron grandes éxitos. Personalmente me hubiese gustado conocer historias de juegos no tan famosos, ya que la mayoría de juegos indie pasan totalmente desapercibidos, acumulando polvo virtual en la tienda de Steam.

A pesar de eso, es un emotivo documental absolutamente recomendable que hará las delicias de los aficionados al género. Si además conseguís la "edición especial", al documental se añaden diversos epílogos que extienden la historia de los protagonistas, así como pequeños minidocumentales sobre otros desarrollos indie.

Tráiler de Indie Game: The Movie

Indie Game: The Movie se puede conseguir en su página oficial, o en gog.com.



Comentarios


comments powered by Disqus