The cartridge

Ayer fue un día interesante. Uno de esos días en los que los historiadores aficionados a los videojuegos dicen "Oh, vaya" y añaden unos cuantos párrafos en su libro. Los cinco millones de cartuchos de "ET, el extraterrestre" que Atari enterró en Nuevo México han sido encontrados.

Pero, ¿de qué va todo esto?

Nos remontamos a los inicios de los 80. Las primitivas consolas de videojuegos en los USA están en pleno apogeo. Atari domina el mercado, ingresando miles de millones de dólares con su flamante Atari 2600. Todo parece ir viento en popa, hasta que en 1983 Atari se hunde terminando el año reportando 536 millones de dólares en pérdidas.

Las causas del derrumbe son muchas, pero el motivo más icónico fue el desastre de ventas del juego de "E.T. el extraterrestre". La concepción del juego fue un desastre de principio a fin: La licencia costó 21 millones de dólares, con lo que haciendo números se necesitaban 4 millones de unidades vendidas para recuperar ese gasto. Además, se dió al programador solo 5 semanas para programarlo cuando lo normal eran seis meses: el juego tenía que salir para navidades de 1982. 

El juego está considerado como
El juego está considerado como "El peor de la historia".

El resultado os lo podéis imaginar: Un desastre de juego, soso, aburrido, injugable y feo. Se produjeron 5 millones de unidades, y de las pocas que se vendieron, muchas fueron devueltas. Atari se encontró de golpe literalmente con millones de cartuchos sin vender. Y aquí entra la leyenda: se cuenta que esas unidades sobrantes, juntamente con otros productos de Atari, fueron enterrados en Alamogordo, Nuevo México, en setiembre de 1983. 

Pero resulta que hay una empresa rodando un documental sobre este cachito de la historia, que decidió comprobar los hechos e intentar desenterrar ese material. Y ayer lo consiguieron, desenterrando -de momento- unos cientos de juegos de Atari.

Zak Penn, director del documental, mostrando uno de los cartuchos encontrados.

Por cierto, al hundimiento de Atari siguieron muchas otras compañías, dando a lugar al "Crash Americano de los videojuegos" de 1983. Eso favoreció la aparición de una consola extranjera que en poco tiempo dominó el mercado: la Nintendo NES.

 

 

 



Comentarios


comments powered by Disqus