The cartridge

Bajo el nombre de In-Home Streaming se esconde un acceso remoto a tu ordenador principal para poder jugar a tus juegos desde cualquier otro ordenador del hogar.

La última actualización de Steam ha añadido, entre otras cosas menores, la funcionalidad In-Home Streaming, que aunque es una maravilla en esencia, no deja de ser un simple control remoto bien hecho.

In-Home Streaming se salta los requisitos mínimos para tus segundos ordenadores de cada.
In-Home Streaming se salta los requisitos mínimos para tus segundos ordenadores de cada.

Lo que conseguimos con In-Home Streaming es que un ordenador potente, o que cumple con los requisitos de hardware y sistema, ejecute y lleve todo el peso de un juego, pudiendo controlarlo desde cualquier otro ordenador de tu red local y jugar perfectamente sin necesidad de que el ordenador que se contecta cumpla los requisitos del juego. Así, si por ejemplo tienes un portátil Linux de hace treinta años, podrás jugar a cualquier juego que tu ordenador principal pueda ejecutar y mover.

In-Home Streaming es una idea perfecta para acabar de romper las barreras de los requisitos, al menos en los ordenadores de tu casa, pero tiene un inconveniente importante: el ordenador que ejecuta el juego, el por la llamarlo de alguna manera "principal", no puede hacer nada más mientras esté realizando la función de streaming.

Evidentemente Steam lo ha hecho bien, no esperaba menos, ofreciendo una conexión y respuesta tremendamente buena, con unos pasos muy sencillos (loguear en ambos ordenadores, seleccionar el stream de tu Biblioteca y... listo) y sin problemas de permisos de red, todo un éxito de Steam en este sentido. Otra cosa el su practicidad y lo que implica tener dos ordenadores "bloqueados" al mismo tiempo, algo que ya dependerá de cada uno y de su situación. 

Si queréis información detallada podéis ir a la página oficial para consultar toda la documentación.

Probarlo y comentad qué os parece este nuevo paso de Valve, que tiene miga.




Comentarios


comments powered by Disqus