The cartridge

Time Gentlemen, Please! sitúa los hechos inmediatamente después de Ben There, Dan That! Por un cúmulo de circunstancias que no vienen al caso, Ben y Dan se convierten en los líderes de un imperio mundial dictatorial. El problema es que este nuevo rol no se les da muy bien y toda la población acaba muriendo de inanición. La misión de Ben y Dan será viajar en el tiempo para evitar que sus dobles del pasado cometan los mismos errores que ellos.

Si bien en la primera parte de esta aventura viajábamos a través de dimensiones paralelas, aquí nos veremos atravesando portales que nos conducirán a diversos momentos de la historia. Sólo habrá un pequeño detalle: ésta ha sido alterada, por lo que Hitler no fué derrotado en 1945, sino que se convirtió en un ser inmortal con un ejército de soldados-dinosaurio que controla el mundo, gracias al poder que le otorgó una percha dorada. Sí, de verdad.

Esta aventura sigue la misma filosofía que Ben There, Dan That! en todos los aspectos, no obstante mejora todos y cada uno de ellos. Para empezar, el inventario se muestra de un modo más accesible y cómodo. Es bastante de agradecer porque la aventura es mucho más larga y, consecuentemente, hay muchísimos más objetos que recolectar y combinar.

El inventario ha sido completamente rediseñado para que sea más sencillo de usar.
El inventario ha sido completamente rediseñado para que sea más sencillo de usar.

Nos encontraremos con muchas y más variadas localizaciones: Londres durante la guerra, una familiar nave alienígena, una prisión, un mundo prehistórico, un mundo futurista… Por supuesto, al haber más localizaciones, tendremos que usar los objetos de unas para solucionar los puzzles de las otras, incrementando así la dificultad respecto a la primera parte.

Gráficamente, está en la misma línea, aunque vemos unos acabados más correctos y unas animaciones un poco más fluidas. Respecto al apartado sonoro, ahora la música hace más acto de presencia y tiene mucho más variedad y calidad. Lo mesmo podemos decir de los efectos sonoros.

La historia real sería mucho más interesante si el ejército de soldados-dinosaurio nazis hubiese existido de verdad.
La historia real sería mucho más interesante si el ejército de soldados-dinosaurio nazis hubiese existido de verdad.

El apartado que más nos ha gustado, sin duda, es que no ha perdido su particular sentido del humor. Si Ben There, Dan That! poseía un gran guión y un genial toque de humor absurdo, en Time Gentleman, Please! se multiplica por dos. Así que no te extrañe si en algún momento te encuentras con un objeto en tu inventario consistente en un brazo de esqueleto manchado de heces de Hitler: será algo bastante acorde con el resto del juego.

No dejes pasar la oportunidad de influir en el diseño de la futura base secreta del tercer reich.
No dejes pasar la oportunidad de influir en el diseño de la futura base secreta del tercer reich.

Concluyendo, una gran segunda parte que no sólo está a la altura de la primera, sino que la mejora en todos los aspectos. Un gran trabajo de Size Five Games. ¡Compra recomendada!



Comentarios


comments powered by Disqus