The cartridge

Guía sobre La Forja Elemental de Might & Magic X: Legacy, con ubicaciones de Fragmentos, soluciones a los diferentes puzzles y combates contra sus Señores. Además con vídeos explicativos para cada Elemento.

La Forja Elemental es una parte imprescindible de Might & Magic X: Legacy. Mediante dicha Forja Elemental conseguiremos las bendiciones de los 6 elementos al derrotar a cada uno de sus señores, algo necesario para poder avanzar en el juego.

La Forja Elemental es un enclave central y recurrente a lo largo de toda nuestra aventura.
La Forja Elemental es un enclave central y recurrente a lo largo de toda nuestra aventura.

Para poder acceder a la Forja Elemental es necesario completar el Acto I, que justamente nos enviará a derrotar al señor del elemento Tierra y, de esta manera, conseguir la bendición correspondiente. Para poder acceder a las salas de los demás elementos necesitaremos encontrar un fragmento de su propio elemento, con el que eliminaremos la barrera a su sala y haremos la llamada a su señor.

La Forja Elemental puede ser completada en el Acto III, de los cuatro actos que hay, ya que para obtener uno de los fragmentos es necesaria una misión que sólo podremos coger en el tercer acto.

Cada una de las salas está defendida por un pequeño grupo de elementales, incluye algún tipo de puzzle y al final nos enfrentamos a su Señor. Una vez derrotado nos concede la bendición y uno o más cofres de regalitos.

Los diferentes elementos son: Tierra, Agua, Aire, Luz, Fuego y Oscuridad.

 

Tierra

  • Fragmento: El acceso a la sala de Tierra nos lo ofrecen al finalizar el Acto I, justo al liberar el Castillo de Portmeyron. Una vez derrotado su Señor, Gralkor, nos dará la misión de derrotar a todos los demás Señores.
  • Bendición: La Bendición de Sylanna nos permite encontrar senderos ocultos. También ofrece +5 en la resistencia a Tierra.
Gralkor el Cruel, Señor del elemento Tierra.

 

Agua

  • Fragmento: El Fragmento de Agua se encuentra en la Ciudad Perdida, concretamente en un sarcófago del Piso 4. Para abrir el sarcófago necesitamos un llave dorada que también se encuentra en el Piso 4. Atentos a las entradas secretas.
  • Bendición: La Bendición de Shalassa nos permite caminar por agua poco profunda. También nos ofrece +5 en la resistencia a Agua.
Acwalandar, Señora del elemento Agua.

 

Aire

  • Fragmento: El Fragmento de Aire se encuentra en un cofre de la Roca Calavera, concretamente en el Piso 2.
  • Bendición: La Bendición de Ylath nos permite usar los transportadores mágicos. También nos ofrece +5 en la resistencia a Aire.
Shalwend, Señor del elemento Aire.

 

Luz

  • Fragmento: El Fragmento de Luz se encuentra en un estante de la Casa de Faralgan, concretamente en el Piso 2. Para poder acceder a él deberéis esperar a tener la misión El Informador de Morgan. Para poder llegar al estante deberéis abrir la sala con una palanca en el mismo piso.
  • Bendición: La Bendición de Elrath nos permite detectar trampas automáticamente. También nos ofrece +5 en la resistencia a Luz.
Riselin, Señora del elemento Luz.

 

Fuego

  • Fragmento: El Fragmento de Fuego se encuentra en la Ciudad Perdida, concretamente en el Piso 3. Para poder acceder al tercer piso es necesario que tengamos la misión llamada La Maldición, que nos manda matar una Araña de Cristal en dicho sitio.
  • Bendición: La Bendición de Arkath nos permite sentir las amenazas. También nos ofrece +5 en la resistencia a Fuego.
Pyrannaste, Señor del elemento Fuego.

 

Oscuridad

  • Fragmento: El Fragmento de Oscuridad se encuentra en la Guarnición de Karthal, concretamente en el Piso 2. Para poder acceder a él deberéis esperar a la parte final de la misión llamada El Informador de Morgan, cuando nos manda a la Guarnición de Khartal.
  • Bendición: La Bendición de Malassa nos permite detectar secretos ocultos de manera automática. También nos ofrece +5 en la resistencia a Oscuridad.
Sinshan, Señora del elemento Oscuridad.

 

Con todas estas bendiciones adquiridas ya podemos ir a cualquier parte sin problema, vía libre para completar todo cuanto queramos antes de completar el último y complicado cuarto acto.




Comentarios


comments powered by Disqus